Si existe,
lo tenemos.
Categorías
Ver
todo el
catálogo
acceder
Actualidad
La vuelta al cole

Septiembre siempre llega como un mes que está repleto de buenas sensaciones. Volver a empezar, retomar la rutina puede ser un duro choque, pero para los más pequeños supone la vuelta al cole, ese momento tan esperado pero que a su vez genera tanta incertidumbre. Muchos se saben adaptar fácilmente a los horarios pero otros no tanto.

Una preocupación constante de los padres con la famosa vuelta al cole suele estar relacionada con la propia alimentación de los más pequeños. ¿Se comerá todo el desayuno? ¿Qué le preparo para el almuerzo? ¿Come todo lo que necesita? Y así, un sinfín de interrogantes.

Nosotros, desde Málaga Natural, entendemos bien esa constante preocupación y sabemos bien de la importancia de cuidar la alimentación de los más pequeños con el objetivo de que aprendan buenos hábitos. ¿Qué debes tener en cuenta a la hora de seleccionar el menú para cada día?

  1. Haz que sea variado y divertido. Los peques fácilmente se aburren de la monotonía. ¡Tienes que ser creativo!
  2. Recuerda siempre que debe existir un equilibrio, debe ser rico en frutas y verduras.
  3. Evita comer bocata, la comida debe ser siempre lo más variada y organizada posible.

 

Teniendo en cuenta estas tres normas básicas comienza lo difícil. ¿Qué preparamos?

  1. Para el desayuno, ten presente que tenemos que asegurar que reciban de 2 a 4 raciones al día de lácteos. Combínalo con una ración de cereales y derivados. ¿Qué te parece leche con cereales para comenzar el día? Recuerda siempre optar por cereales integrales con el fin de reducir el consumo de los cereales industriales.
  2. A media mañana no puede faltar el desayuno del recreo. Puedes optar por hacerle un sándwich ligero y una pieza de fruta. De esto último, se recomienda consumir por lo menos 3 raciones de fruta al día, por lo que, tomar una primera pieza de fruta durante estas horas es clave para el rendimiento de los más pequeños. También intenta evitar en la medida de lo posible las bebidas azucaradas y batidos lácteos.
  3. ¡Al fin el almuerzo! Aprovechando la vuelta a casa, es importante entremezclar lo máximo posible los ingredientes de las comidas. ¿Por qué no le damos una vuelta de tuerca a las recetas más tradicionales e incorporamos otros ingredientes? Por ejemplo, puedes preparar croquetas caseras pero en vez de pollo, hacerlas de brócoli, espinacas o setas. Si hoy quieres preparar unas hamburguesas… ¿Por qué no hacerlas de lentejas y arroz o de garbanzos? Lo interesante es saber jugar con las formas y hacerle ver a los más pequeños que hay que comer de todo aunque a veces sea necesario ‘camuflar’ lo que se está comiendo. ¡Ah! Y no te olvides de la pieza de fruta como postre.

Así podríamos continuar con infinitas recetas para los más pequeños. Una forma original de comer de todo sin darnos cuenta. Y tú… ¿Qué haces para que los más pequeños coman rico y variado? ¿Sigues nuestros pasos?

No hay publicaciones a mostrar
Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.
Aceptar